Las aportaciones a un plan de retiro están exentas de pagos de impuestos hasta el momento que se te distribuyan.

Ahorras en el pago de impuestos sobre el dinero que aportas al plan 1081.01 (d)/401k. La ley te permite diferir el pago de contribuciones hasta el momento en que retiras el dinero del plan.

Por ejemplo, si tu compensación anual es de $12,000 y aportas al plan $100 al mes o $1,200 al año, te ahorrarás las contribuciones correspondientes a estos $1,200. Si tu tasa contributiva efectiva es de un 12%, obtienes un ahorro equivalente a esa tasa o de $144 ($1,200 x 12%) en contribuciones. Al final del año, al recibir de parte del patrono tu formulario de Retención de Ingresos o formulario W-2, la cantidad que aportaste al plan durante ese año contributivo estará descontada de la cantidad que reportarás como ingreso tributable durante el año. Es decir, sólo tributas $10,800 de los $12,000 de tu compensación. Por tanto, te conviene aportar lo más posible, siempre y cuando esté dentro de los límites establecidos por ley, para maximizar el ahorro en contribuciones.

  • ¿Te resultó útil este contenido?
  • Si    No

Relacionados en Servicios Fiduciarios