Todos los planes de retiro cualificados en Puerto Rico están reglamentados por el Título I del Employee Retirement Income Security Act de 1974 (“ERISA”), que impone responsabilidades fiduciarias a los administradores de planes fiduciarios y patronos.

Esta Ley puede ser compleja y abarcadora ya que está sujeta a la interpretación continua del Departamento del Trabajo Federal, al igual que las disposiciones contributivas locales. Esto hace que cada día sea más difícil cumplir a cabalidad con las responsabilidades fiduciarias que representa manejar y administrar un plan de retiro. Por esto, muchos auspiciadores de planes contraten los servicios de un fiduciario institucional, como lo es la División de Servicios Fiduciarios del Banco Popular, para que le ayude en el desarrollo, implantación y manejo de un programa de retiro para sus empleados.

  • ¿Te resultó útil este contenido?
  • Si    No

Relacionados en Servicios Fiduciarios