Es una protección necesaria. No debes pensar que es necesaria sólo porque tu Banco hipotecario te la requiera, sino porque debes proteger aquello que no puedes darte el lujo de perder, tu hogar. ¿Qué pasaría si un terremoto o un huracán destruyen tu casa? ¿Si unos ladrones entran en tu hogar y te despojan de tus posesiones? ¿Si a tu vecino lo muerde tu perro? ¿Si algún visitante se resbala en tu casa y sufre daños corporales? Estos y muchos otros eventos pudieran afectarte económicamente si no adquieres un seguro para tu hogar.

 

  • ¿Te resultó útil este contenido?
  • Si    No

Relacionados en Seguros