De acuerdo a las disposiciones del Código de Rentas Internas de Puerto Rico, la condonación de deuda como resultado de una modificación de un préstamo hipotecario garantizado por hipoteca sobre una segunda residencia no constituye ingreso sujeto a tributación siempre y cuando la cantidad original del préstamo hipotecario no exceda de $1,000,000. Sin embargo, para que una residencia cualifique como su segunda residencia, usted tiene que cumplir ciertas condiciones de uso de dicha residencia y, además, haberla seleccionado como su segunda residencia para fines contributivos. Por lo tanto, para determinar si podría o no excluir de su ingreso tributable la condonación de deuda informada por el Banco en el Formulario 480.6A bajo la exención conferida a residencias cualificadas, usted debe consultar este particular con su asesor contributivo o directamente con el Departamento de Hacienda.

  • ¿Te resultó útil este contenido?
  • Si    No

Relacionados en Servicio de Crédito